Seguidores

SALÓN COMEDOR

Ya es la última habitación. Los muebles me llegaron así:
Ahora toca trabajar con ellos para intentar colocar todos esos detalles que hacen que una casita parezca habitada.

Mesa:
 Con un encaje finito hice un camino de mesa. Los candelabros están realizados con abalorios y las velas son un alambre muy fino forrado con los macarrones de plástico con los que hacen las niñas pulseras.
Con abalorios y unas flores secas monté el centro. Así es como quedó:
Sillones:
Con ellos anduve más tiempo, pues el estampado que traía el coleccionable no me gustaba, pues al lado del papel de la pared resultaba algo estridente. Evité los estampados y busqué un tono liso acorde con el dibujo de la pared, para que no resultaran sosos elaboré unos cojines con trocitos de encaje y rematé las sillas con picot braid:

Escritorio:
Las puertas de arriba no se abren , por lo que, para llenar la vitrina tenía que despegar las maderas. Hice un intento y no pude, así que preferí dejarlo como estaba. Para el interior, imprimí unos libros a escala. Lié sobre un palillo tiritas de papel muy fino como si fueran pergaminos, corté un folio en trocitos muy pequeños y, con un abalorio y una pluma muy chiquitita elaboré el tintero:
Mesita del recibidor:
La decoré con un pañito de encaje, una bandeja para las cartas y una bombonera llena de caramelos (abalorios):
El conjunto quedó así:
Ya sólo me quedan las cortinas y daré por acabada la decoración de la casita.


1 comentario:

  1. Realmente el cambio es maravilloso, ha sconseguido dar vida a algo tan pequeñin !!!!!!!! y tienes mucho gusto , eligiendo los colores y los detalles, porque en algo de ese tamaño ,si no aciertas, te cargas el ambiente,,,,,,,,,, FELICIDADES !!!!!!!!!!!!!! BESOTES

    ResponderEliminar